Imaginación

Durante siglo XIX, el aluminio se destinó a la fabricación de joyas y adornos.

Ya en el siglo XX se apoderó de las cocinas, en forma de cucharones y bandejas. Durante la primera y segunda guerra mundial, la producción de aluminio fue destinada exclusivamente para uso militar y creció más que cualquier otra industria en los Estados Unidos. En esos tiempos, el aluminio se convirtió en un metal más precioso y codiciado que el oro.


comparte esta página en: